Efecto de la esfera (caida, cilindro, pico aguido)

Diferencia

El nucleón es electromagneto, el fotón igualmente. La polaridad plus no se puede quitar de la polaridad menos, al igual como a un magneto no se le puede quitar la polaridad norte de la polaridad sur. El hidrogeno fluénico es polar (formando moléculas). El modelo atómico planetario cuenta con "cargas eléctricas" independientes. El átomo de hidrogeno tiene en el núcleo cargas positivas y en el electrón cargas negativas. Los dos tipos de cargas contando con "cantidades de electricidad" iguales a la unidad , se anulan recíprocamente. El hidrogeno planetario es neutro. Las propiedades eléctricas de las dos partículas "desaparecen"! De hecho, las mismas toman el "papel de la gravitación". El electrón puede abandonar el átomo, dejando allí su pareja positiva. Se vuelve libre a participar en otras interacciones. Si se llevan a los electrones en el borne de un condensador, podemos constatar en la otra armadura, cargas positivas!. Es como cuando, las dos polaridades hubieran sido inseparables. La separación es el resultado de la interpretación de la electrización mediante el frotamiento. El fluen lo interpreta sencillamente: los nucleones, al igual como los átomos, se unen con las polaridades eléctricas. El frotamiento entre dos aislantes rompe los vínculos de los átomos, se realizan nuevos vínculos, incluso entre los dos cuerpos. Tras el frotamiento, una parte de los átomos quedan con las polaridades abiertas- "electrizados". En los conductores se hubieran neutralizado. La cinta del Generador Van Der Graaf transporta "electrizaciones"- información. La cepilla lee la cinta, carga la memoria de la esfera, aumentando la densidad de la polarización.

Por tanto, la tension = la densidad de orientación del fluen. La cúpula tiene forma esférica (esencial!) . Aquí se manifiestan las propiedades del dipolo eléctrico (de la electricidad). En las polaridades, la orientación del fluen es divergente, las líneas se rechazan y se cierran en la polaridad opuesta.

El interior de la esfera, reúne de forma convergente, hacia su centro, todas las líneas del campo. Su fuerza de rechazo hunde las polaridades en el metal y favorece la neutralización. El exterior de la esfera, orienta de modo divergente las polaridades y las líneas de campo. Su fuerza de rechazo atrae los átomos polarizados hacia el exterior, "fija" su posición en la superficie de la cúpula, anulando la posibilidad de neutralización. Si embargo sigue el aumento de la polarización de otros átomos - de la tensión. La tensión pone en serie las polaridades de los átomos de los gases de la proximidad, su fila alargándose de modo proporcional con la tensión. Cuando el cabo de la fila toca un conductor con capacidad eléctrica, la fila se vuelve conductor entre dos capacidades. La corriente pasa por los átomos de gases , las polaridades eléctricas absorben la energía, librando fotones. De este modo aparecen los espectaculares fenómenos ópticos y acústicos.